• ID IBÉRICA

    ID IBÉRICA

    15 de Marzo de 2016 a las 22:45

    Productos de alto rendimiento

    • ENLUCIDOS
    • ADITIVOS / DILUENTES
    • METALES
    • DECORACIÓN
    • EXTERIORES
    • EL PARQUET
    • PROTECCION MADERA
    • PINTURAS TECNICAS
    • EL SUELO
    • LA CONSTRUCCIÓN
    • DECAPANTES
    Ahorro en su economía domestica:

    • Baja el consumo energético de los aparatos de calefacción
    • Previene que objetos de valor se deterioren
    • Previene trabajos de reparación de revestimientos en paredes
    • Preserva el valor de su vivienda
  • IRON WASH

    IRON WASH

    15 de Marzo de 2016 a las 22:50

    Cómo aplicar IRON WASH profesionalmente.

  • SISTEMAS DE SEGURIDAD MAUER

    SISTEMAS DE SEGURIDAD MAUER

    15 de Marzo de 2016 a las 22:52

    Nuestro sistemas de seguridad MAUER,

  • Patología de la pintura: arrugado, embolsamientos y ampollas

    Patología de la pintura: arrugado, embolsamientos y ampollas

    26 de Agosto de 2016 a las 11:05

    1) AMPOLLAS

    La capa de pintura se levanta en ciertos puntos del soporte pintado con/sin fisurarse o descolgarse. No es un defecto de la pintura, sino una mala preparación de la base, producido por un defecto de adherencia que puede ser por:

     Recién pintado

    * Para la aplicación sobre acero, acero galvanizado,… superficies con poca o ninguna porosidad y al exterior se recomienda la aplicación de dos capas de imprimación multi-adherente (leer ficha técnica producto o envase). Y también en el pintado de tuberías contenedoras de líquidos, éstas han de estar vacías en el momento del pintado y posterior secado, pues se puede originar por efecto térmico, un empuje de la capa de pintura por evaporación de humedades –diferencias térmicas- que ocasionan el desconche de la película protectora de pintura.

    * En pinturas impermeables, en soportes porosos y éste se encuentre húmedo y además expuesto al sol, calor... la humedad atrapada por efecto térmico se transforma en vapor de agua que empuja la película de pintura, formando las "ampollas"; esto no ocurre con pinturas permeables. (Humedad interior del soporte, humedad del empaste sobre el que se aplica la pintura,...)

    También se producen "ampollas" cuando se recubre una superficie metálica oxidada, sin preparación previa. La superficie no se rayó y desengrasó convenientemente ya que se aprecia óxido de zinc, que debería haberse eliminado. Los puntos de óxido actúan como catalizador de corrosión, aumentando la oxidación y produciendo el empuje de la película de pintura, disgregación de la película protectora y dando un aspecto muy desagradable estéticamente.

    Debemos actuar de forma similar corte, emplastecido, lijado y saneamiento del desperfecto sobre el soporte afectado (repintado).



  • Calcule facilmente la superficie a pintar

    Calcule facilmente la superficie a pintar

    26 de Agosto de 2016 a las 11:07

    Para saber la cantidad de pintura necesaria, es preciso calcular los m2 que vamos a pintar. Supongamos que tenemos que pintar una superficie como la descrita:

        ESPACIOS A PINTAR:


    Paredes laterales: 5 m largo x 3 m alto x 2 paredes = 30 m2

    Paredes frontales:   4 m largo 3 m alto x 2 paredes = 24 m2         TOTAL=> 54 m2


    ESPACIOS SIN PINTAR:


    Ventanas: 2 m ancho x 1 m alto x 3 ventanas = 6 m2

    Puertas:    1,5 m ancho x 2 m alto = 3 m2                 TOTAL=> 9 m2

                       SUPERFICIE A PINTAR: 54 M2 - 9 M2 => 45 m2


    ¿QUÉ PINTURA NECESITA ?


    Ahora, ya sabemos los m2 de superficie. Para calcular la pintura necesaria, realice la siguiente operación:


    Superficie a pintar (45 m2)

    --------------------------------------------------     X Número de capas (2) = 10 Litros

    Rendimiento de la pintura (9 m2/Lt.)


    Es decir, para pintar la superficie del dibujo serán necesarios 10 Lts. de una pintura cuyo rendimiento (teórico) sea de 9 m2 x litro.


  • Rehabilitación Paramentos Horizontales: LA AZOTEA.

    Rehabilitación Paramentos Horizontales: LA AZOTEA.

    26 de Agosto de 2016 a las 11:27


    La Impermeabilización es uno de los procesos más esenciales por el cual debe pasar una azotea, teniendo en cuenta que su función principal es la de proteger a la construcción, casa o edificación de daños como la lluvia; y la impermeabilización es el proceso por el cual pasa un cuerpo para que sea impenetrable por el agua o cualquier otro tipo de líquido.

    De esta manera la azotea no sólo evita que el agua ingrese, sino que también la misma queda protegida para que el material del cual este hecho no se vea afectado por problemas como la humedad, las goteras, también puede evitarse la corrosión si se trata de techos de chapa o de cualquier tipo de material metálico que sea afectado por esta patología.

    Para realizar la impermeabilización de azoteas se puede encontrar una gran variedad de opciones ya que existe muchos materiales que se pueden aplicar a la azotea para que adopte la propiedad de ser impermeable.

    A la hora de escoger el material que se utilizará se deberán tener en cuenta ciertos aspectos, así como que tan expuesta va a estar la misma al contacto con el agua, para saber si necesita una protección ligera, o una protección más importante. Entre los materiales más utilizados se puede encontrar el impermeabilizante acrílico, la pintura asfáltica, las membranas, ya sean de pvc, asfálticas o de poliuretano, entre otros materiales.

    Para empezar podemos hablar como más común los impermeabilizantes acrílicos, pues son materiales que tienen la forma de una pintura acrílica regular, y se aplican de la misma manera, además son utilizados para la impermeabilización de paredes, fachadas, reparaciones o recubrir azoteas de una capa de protección.

    Al tener una vida útil limitada, no son los idóneos para impermeabilizaciones permanentes como tejados,.... De todas formas, podemos decir que la impermeabilización de azoteas es totalmente esencial y sea cual sea el material utilizado -acrílico, membrana, asfáltica,....- a recomendación y rigor del profesional, siempre se puede agregar una capa de impermeabilizante acrílico, para asegurar una protección ideal para cualquier construcción, y sobre todo tan fundamental como es la azotea.

    DE QUÉ DEPENDE LA DURACIÓN DE LA IMPERMEABILIZACIÓN:


    Hablaremos aquí de cubiertas planas (azoteas) y cubiertas inclinadas a la intemperie, no de las acabadas con teja, pizarra, etc.


    La impermeabilización de cubiertas, terrazas, patios,…. Mediante sistemas elásticos terminados en una pieza, sin juntas y adheridos al soporte, a base de cauchos o poliuretanos; además de los asfálticos tradicionales.


    La duración de la impermeabilización y la eficacia de la misma, dependerá de varios factores:

    • La cantidad y tipo de sistema de impermeabilización aplicado
    • La correcta aplicación del sistema de impermeabilización
    • El uso correcto de la zona impermeabilizada, en función de sus características.
    • El mantenimiento de la zona impermeabilizada.

    Factores, determinantes en la duración de la impermeabilización, sin que hayan humedades bajo la cubierta.


    Existen diversos e innovadores sistemas de impermeabilización de cubiertas 

    • Sistema de Láminas: aquellos en láminas o rollos, por ejemplo los asfálticos (tela asfáltica), PVC, EPDM, … etc.
    • Sistemas líquidos: Aquellos sistemas en forma líquida, de más fácil aplicación. El Cloro caucho, poliuretanos, bituminosos, polímeros,…. Etc.

    Dependiendo del sistema elegido, los fabricantes garantizan la calidad de sus productos desde 2 años en adelante.


    La correcta aplicación del sistema, es uno de los factores más importantes, que determinará la duración de la impermeabilización. Si eliges el mejor sistema o más caro y falla la aplicación, no servirá de nada y aparecerán los problemas en un breve periodo de tiempo.


    El uso correcto de la zona impermeabilizada, es otro factor importante, ya que no podemos elegir que no sea transitable (por más barato) y luego usarlo como si lo fuera. La impermeabilización se rompe, por falte de resistencia al uso, y comenzarán los problemas de humedades al filtrarse el agua por las fisuras y disgregaciones de la cubierta.


    El mantenimiento de la cubierta, es algo a tener en cuenta al elegir un sistema u otro. Ya que algunos sistemas no necesitan casi mantenimiento (Poliuretano, caucho, etc.) y otros que necesitan mucho mantenimiento (acabados con grava)


    Por lo tanto, antes de cambiar la impermeabilización de la cubierta, es necesario decidir qué tipo de sistema queremos colocar (en función del uso), elegir una empresa aplicadora con experiencia… nunca la más barata sino la que ofrezca mayor garantía.


    Que no ofrezcan sistemas baratos (menor calidad), con implantación rápida, sin respetar secados, sin reparar bien el soporte, sin rematar los encuentros, etc., pues aparecerán problemas de humedad antes de finalizar el periodo de garantía del producto.

    USO: LA APLICACIÓN BÁSICA

    1. Sanear la superficie eliminando todo tipo de suciedad, mohos, etc.. y lavar con agua limpia no contaminada. 
    2. Eliminar las viejas pinturas en mal estado o mal adheridas, las superficies brillantes deben matizarse, para asegurar una buena adherencia. 
    3. En los soportes pintados debe comprobarse la solidez y anclaje de la pintura, diagnosticar su naturaleza para evitar incompatibilidades y eliminar el polvo, suciedad antes del repintado. En superficies pulidas, lijar para abrir poro. 
    4. Renovar, sustituir o sanear las piezas estructurales mal ancladas o desprendidas (losetas). 
    5. Cubrir con masilla de poliuretano las posibles fisuras visibles en el soporte. 
    6. Finalmente aplicar un impermeabilizante antigoteras, contínuo, flexible que cumpla normas de estanqueidad con buena adherencia. 
    7. Aplicar preferentemente 2 capas, primera diluida según prescripción y segunda más espesa, aplicar siempre en forma de cruz (+) . 

    Importante respetar siempre prescripciones, tiempos de secado, etc.. según ficha técnica del producto a utilizar.



    Se podría reforzar el tratamiento aplicando entre capas de pintura una malla de fibra de vidrio (opcional según criterios de aplicador)


    PASO A PASO: 

    Materiales a utilizar: 

    1) Impermeabilizante de cubiertas (el rendimiento de estas pinturas suele rondar de  1 a 1,5 m2 por litro, por lo que necesitaremos el doble de pintura que m2 tiene la cubierta aproximadamente)

    2) Rollo fibra de vidrio (tantos m2 de fibra como tamaño tenga  la cubierta, si se desea o requiere un refuerzo)

    3) Rodillo nylon acolchado fachadas + alargador de aluminio (para mayor comodidad)

    4) Cinta de carrocero (25 cm) para delimitar las zonas a pintar

    5) Una brocha plana para recortes


    Pasos a seguir:

    Lo primero limpiar la cubierta de polvo y mohos, para ello habría que rascar si fuese necesario y barrer la cubierta y enjuagarla con abundante agua y ayuda de una fregona, y por último y más importante dejar secar.

    Cubrir con cinta de carrocero todas las zonas a delimitar, … puertas, ventanas, paredes… etc.

    Aplicar el producto con ayuda de un rodillo de fachadas utilizando un mango extensible para mayor comodidad y una brocha para los rincones. En la primera mano rebajaremos la pintura añadiéndole un 30% o 40% de diluyente (que se requiera, normalmente base agua) con el fin de que la pintura penetre bien en todos los poros de soporte –cubierta-.

    A continuación, como refuerzo del sistema, distribuiremos por toda la superficie en la que hemos aplicado la 1ª mano de pintura una malla especial –fibra de vidrio-. Se podría hacer sin malla ya que la pintura es muy elástica y no se suele cuartear con el tiempo, pero para más seguridad y durabilidad es aconsejable ponerla. Después de extendida la malla, aplicar una segunda o tercera mano directamente como viene o poco diluida –sin rebajar-. En los rodapié no es necesaria la colocación de malla.


    Una vez aplicada la mano de pintura sobre la malla en toda la cubierta, debemos aplicar 1 mano más directamente sin diluir.

    Si observamos zonas donde la malla no está perfectamente cubierta, aplicaremos una tercera mano en dichas zonas. Si la cubierta no tiene rodapié deberemos cubrir al menos 10 cm a 30 cm de pared con la pintura para evitar filtraciones.

    Cuando la pintura esté totalmente seca, se quitará la cinta de carrocero y ya tendremos terminada la terraza. –para su total transitabilidad deberíamos esperar algunos días-


    RECOMENDACIONES FINALES:

    NOTA: consultar siempre las "Fichas Técnicas" de los productos aplicados, dándole una importancia alta a las prescripciones detalladas en cada uno de ellos, aplicación, usos, preparaciones, etc. 

  • Manchas en pared o Pladur - Cómo eliminarlas sin dañar más

    Manchas en pared o Pladur - Cómo eliminarlas sin dañar más

    26 de Agosto de 2016 a las 11:32

    Esta patología se produce por defectos en el "megafino" aplicado sobre el yeso, que una vez aplicada una pintura base agua, remueve el soporte apareciendo sombras o manchas sobre el mismo. Siendo estas persistentes incluso cuando aplicamos sucesivas manos de pintura, también en el Pladur al remover las colas (habitualmente ocurre cuando se dejan demasiado tiempo expuestas sin aplicar una película de pintura protectora).


    Acciones (más económicas):


    Utilizar un temple,... golpeando en repetidas ocasiones la bolsa contra el suelo -6 a 7 veces-, con esta acción conseguimos "destemplarlo" que su densidad se licue aportando una capa más ligera y penetrante en el soporte. Acabando con una pintura base agua, nunca utilizar, sobre todo con manchas ocasionadas por las colas, selladores base disolvente, pues el problema se agrava aún más. 


    Otras acciones:


    Utilizar un sellador anti-manchas base agua, como imprimación del soporte antes del pintado.


    *En el mercado existen "selladores" preparados para este fin, pero de elevado coste. 


    * Y como recomendación final, aplicar de acabado un revestimiento (plástico)  preparado para manchas, base agua, como terminación,.......


  • Patologías de las pinturas exteriores

    Patologías de las pinturas exteriores

    26 de Agosto de 2016 a las 11:46

    LAS HABITUALES 

    Defecto de discontinuidad por rotura, requebrajaduras, etc., se presenta en pinturas con poca elasticidad: resinas, silicatos, etc. Se produce habitualmente cuando se superponen capas, primera de secado lento, segunda y posteriores de secado rápido de forma que cada capa superficial una vez seca se retrae al no tener agarre sobre la primera, todavía plástica; se fisura por tracción.  La primera mano aumenta su volumen al secar mientras que la segunda ocurre lo contrario, se encoge por evaporación de disolventes. (agua o sintéticos)

    1) DESCONCHADOS / FISURAS

    La película de pintura aplicada se fisura de forma irregular, normalmente defecto de las pinturas que son rígidas en película seca: pinturas al agua, resinas sintéticas no oleosas, etc. La película endurece y después retrae cuando no consiguió una unión sobre el soporte base. También ocurre por tracción, cuando la base está sometida a modificaciones de volumen por efecto atmosférico, tal es el caso de la madera. 

    La diferencia entre fisura y grita se refiere a las dimensiones de la misma, considerando habitualmente fisura cuando esta presenta  una abertura inferior a los 2 mm, y hablaríamos de grieta a las superiores. Ocasionadas por asentamiento del soporte base, movimientos estructurales, etc... 


    En ambas patologías, debemos actuar de forma similar, raspado, emplastecido, lijado y saneamiento del desperfecto sobre el soporte afectado.


    2) AMPOLLAS

    La capa de pintura se levanta en ciertos puntos del soporte pintado pero sin fisurarse. No es un defecto de la pintura, sino una mala preparación de la base, producido por un defecto de adherencia que puede ser por: 


    * En pinturas impermeables, siempre en soportes porosos (nunca se debe aplicar en "no porosos") y éste se encuentre húmedo y además expuesto al sol, calor... la humedad atrapada por efecto térmico se transforma en vapor de agua que empuja la película de pintura, formando las "ampollas"; esto no ocurre con pinturas permeables. (humedad interior del soporte, humedad del empaste sobre el que se aplica la pintura,...)


    También se producen "ampollas" cuando se recubre una superficie metálica oxidada, sin preparación previa, los puntos de óxido actúan como catalizador de corrosión, aumentando la oxidación y produciendo el empuje de la película de pintura, dando un aspecto muy desagradable estéticamente. 


    Debemos actuar de forma similar corte, emplastecido, lijado y saneamiento del desperfecto sobre el soporte afectado (repintado).


    * Otras patologías: Típicas también las producidas por la salida al exterior del aire acumulado en soportes porosos, muy propio cuando se pinta sobre hormigón. 


    3) ARRUGADO DE LA PELÍCULA DE PINTURA: (Venas, sin fisuración)


    Se produce corrientemente cuando aplicamos la película de pintura sobre un soporte expuesto al sol (base muy caliente). Por el calor,... la pintura sufre una retracción por causa de un secado desproporcionadamente rápido del mismo, o bien, por otra causa climatológica como es el viento, que por la misma causa acelera el secado en el soporte produciendo la retracción de la película de pintura.

    AMPOLLAS-EMBOLSAMIENTOS                                                  


    Cuando hay una falta de adherencia entre el sustrato y el revestimiento, aparece un ahuecamiento de la capa de pintura. Cuando aparece esta separación es seguro que toda o parte de la capa de pintura se desprenda del soporte. Causas: aplicación del revestimiento bajo condiciones atmosféricas desfavorables, ... la superficie a pintar esté sucia, ...haber aplicado una capa de pintura muy gruesa,...


     FISURAS, DESCONCHADOS                                

    Aperturas en la masa del revestimiento a través de las cuales penetra el agua y otros agentes nocivos, provocando deterioro del revestimiento y el sustrato. Las fisuras pueden ser "vivas" o "muertas" dependiendo de si la apertura entre labios permanecen inamovibles o no, a lo largo del tiempo.

    Ocasionadas por movimientos del soporte, cambios bruscos de temperatura, secado muy rápido de la pintura por el viento, mala adherencia a causa de la aplicación de una capa muy gruesa de pintura, asentamientos de la construcción


    LAS PATOLOGÍAS DE LA PINTURA DE FACHADA EN GENERAL


    Se pueden agrupar en seis las principales patologías de las fachadas pintadas: suciedad; microorganismos; grietas y fisuras; eflorescencias o salitre; pérdida de cohesión; y carbonatación.


    1. Suciedad


    Se trata de la acumulación de partículas de polvo y/o otros restos sobre la película de pintura. También puede manifestarse en forma de manchas.

    Entre las causas más probables se encuentra la contaminación ambiental, con la presencia de diferentes compuestos químicos como los gases, partículas en suspensión y humos indeterminados. Todos estos factores, unidos a la radiación solar y a la humedad, pueden reaccionar y formar unos compuestos con una acción muy corrosiva. 


    Tratamiento recomendado


    En las fachadas nuevas o pintadas se debe proceder, en primer lugar, a eliminar la suciedad, especialmente en aquéllas donde sólo se vaya a realizar un tratamiento protector o hidrófugo, como en el caso de soportes de ladrillo de cara vista o piedra.


    Existen varios sistemas de limpieza, y cada uno de ellos es recomendable según el tipo de suciedad, su cantidad y el soporte de que se trate. Si no existe mucha suciedad, el procedimiento consiste en eliminar el polvo, partículas sueltas o materiales mal adheridos mediante un cepillado y, en algunos casos, el uso de un detergente neutro.


    Si el soporte a pintar está muy contaminado con grasas y aceites, aparte de cepillar, se tendrá que utilizar un detergente más agresivo. Si la superficie presenta acumulaciones de cal producidas por el paso de agua, se tendrá que eliminar la mayor parte posible utilizando medios mecánicos (chorro de arena, cepillo metálico o espátula). Para este caso, se puede utilizar una solución de ácido diluido, aclarando después con abundante agua y dejando secar bien.


    2. Microorganismos


    Según la ubicación y el clima que soporte el edificio, pueden aparecer manchas negras, grises o marrones debido al crecimiento de hongos y mohos en la superficie de la pintura, o puede aparecer vida vegetal debido a líquenes, musgos o algas.


    Entre las principales causas destaca la existencia de humedad en la superficie, que puede ser ambiental o por obra húmeda, es decir, por defecto de la construcción, daños en los tejados o cimientos, capilaridad desde el suelo o desperfectos de una tubería.


    Tratamiento recomendado

    Lo primero de todo es determinar las causas de la humedad y, si es posible, eliminarla. Se debe eliminar de todas las zonas donde existan microorganismos y lavar, después, la superficie con una solución de lejía diluida al 3:1 en agua para decolorar las zonas donde el moho se haya ennegrecido por contaminación. Por último, hay que fregar y aclarar el área y, si se quisiera desinfectar, utilizar productos especiales.


    3. Grietas y fisuras


    Son fisuras todas aquellas aberturas incontroladas que afectan solamente a la superficie del elemento o a su acabado superficial. Por su lado, las grietas son aberturas incontroladas de un elemento superficial que afectan a todo su espesor.


    Normalmente, se deben a defectos en la construcción, como la evaporación muy rápida de agua del soporte o movimientos de tierra. Pero también pueden ser causadas por la lluvia, heladas, sales, humedad y el deterioro de algún elemento de la fachada.


    Este problema se debe solucionar de inmediato para eliminar la penetración de agua. Cuando no se han reparado bien reaparecen de manera casi inmediata.


    Tratamiento recomendado


    Si hay humedad es prioritario determinar sus causas y, si es posible, eliminarla. Antes de reparar las grietas hay que considerar la superficie sobre la que se han producido, la profundidad de la fisura o grieta y dónde se localiza la pared. De estos factores dependerá el material y el tratamiento utilizados en la reparación.

    El tratamiento de la superficie requiere un material elástico que permita los movimientos y que no produzca nuevas fisuras o grietas. En el caso de fisuras o grietas pequeñas se puede utilizar una masilla tapa grietas, mientras que para grietas mayores se puede aplicar una masilla especial para estos casos. Pero en casos extremos, será necesario un esfuerzo mecánico a cargo de un especialista. 


    4. Eflorescencia o salitre


    Son manchas blancas sobre la superficie de la pintura -o incluso del cemento o ladrillos- formadas por pequeños cristales de sales que, presentes en el interior del material, se disuelven en la humedad interna y son transportados por ésta, a través de los poros o grietas, hasta la superficie en donde cristalizan al evaporarse el agua.

    Entre las posibles causas de su parición se hallan una mala preparación de la superficie, el hecho de no haber eliminado toda la eflorescencia anterior o el exceso de humedad, a través de la superficie de la pared de la mampostería hacia el exterior.

    Tratamiento recomendado


    Si la causa es el exceso de humedad, se debe eliminar reparando la azotea, limpiando a fondo los canales, desagües y cañerías, y sellando cualquier grieta en la mampostería. Si el aire húmedo proviene del interior del edificio, hay que instalar sistemas de ventilación adecuados.

    Una vez seca la pared, se tiene que eliminar la eflorescencia con un cepillo o un lavado fuerte y, después, se aclara a fondo la superficie. En el caso de ladrillo visto, si la mancha permanece y la terminación requerida es transparente, se deberán lavar las zonas blanquecinas con una solución de ácido muriático al 20% en agua o una solución al 10% de agua y vinagre. Se deja actuar unos minutos para lavar posteriormente con agua, sin mojar demasiado la superficie.


    5. Pérdida de cohesión


    Es la separación incontrolada de un material de acabado del soporte sobre el que está aplicado. En el desprendimiento, un material se separa de otro sin ser parte de la misma unidad. El grado de separación se puede manifestar en forma de grietas, desconchados o abombamientos hasta que se separa totalmente.

    Los efectos directos son, principalmente, el deterioro estético y la peligrosidad de los posibles desprendimientos, así como la corrosión de elementos que deberían encontrarse tapados por el acabado.


    Los soportes se van degradando con el tiempo debido tanto a la acción de agentes externos como a contaminantes, clima o alcalinidad del soporte, que se cuentan entre las principales causas.


    Tratamiento recomendado


    Una vez más, en el caso de existir humedades, es fundamental identificarlas y, de ser posible, eliminar su origen.


    Si las ampollas o el desconchado han saltado del sustrato, hay que intentar eliminar las partes húmedas o instalar ventilaciones. Las ampollas se eliminan lijando. Por el contrario, si las ampollas o el desconchado no han saltado del sustrato, se eliminan lijando y, después, repintando con una pintura para exterior.


    6. Carbonatación


    Es el proceso por el cual el hormigón de recubrimiento pierde la alcalinidad que mantiene protegida la armadura. Se produce avanzando desde el exterior. Las posibilidades de difusión de la carbonatación están en relación al tiempo y a la profundidad. El espesor del recubrimiento incide en la acción de estas variables.

    Para detectar, a primera vista, esta patología será necesario buscar, en principio, manchas de óxido y grietas longitudinales que sigan la dirección probable de la armadura. También se puede detectar mediante un procedimiento químico basado en la reacción de la fenoftaleína con el hidróxido cálcico.


    Sus causas más probables son el contenido de humedad y la permeabilidad al dióxido de carbono. Y además, otros factores como el agua, CO2, sales, temperatura y pH. 


    Tratamiento recomendado

    Se debe repicar el hormigón dañado por medios mecánicos o manuales hasta la zona de la armadura. Si la patología está muy avanzada, se tiene que plantear algún sistema de refuerzo.


    SISTEMAS DE PINTADO

    Una vez detectadas y tratadas las patologías de la fachada, llega el momento de terminar el trabajo de rehabilitación, aplicando el revestimiento final. A la hora de elegir el producto con el que pintar fachadas, es necesario evaluar el tipo de soporte, así como el acabado que se persiga conseguir.

    En el caso de cemento, hormigón, mortero, fibrocemento o bloques aligerados, se puede optar por elegir un acabado liso, rugoso o un sistema elástico. En el acabado liso, se puede, a su vez, apostar por un revestimiento con gran transpirabilidad al vapor de agua (tipo Hydropliolite, Siloxano o Silicato), por un revestimiento que prevenga la formación de microorganismos (mohos, líquenes,…) o por el tradicional revestimiento mate para fachadas.


    Si se trata de un soporte de obra vista, piedra natural, etc, la mejor manera de impermeabilizar la superficie sin modificar su aspecto es aplicar un producto hidrófugo de base agua, formulado con siliconas. Todo ello, sin olvidar que para techos y cubiertas, existen sistemas de impermeabilización contra humedades y filtraciones.

  • Patologías de la madera exterior

    Patologías de la madera exterior

    26 de Agosto de 2016 a las 12:01

    Los rayos (UV) del sol son un enemigo natural de la madera. Son responsables de que ésta, si se encuentra al aire libre, pierda su aspecto natural y adquiera un tono grisáceo. ello se debe a que el sol degrada un componente del material llamado "lignina". A partir de ahí, la lluvia elimina la lignina, agrietando la madera y abriendo paso a la acción de la humedad.

    Por su parte, el agua y la humedad no atacan directamente a la madera, pero favorecen las condiciones para el desarrollo de los hongos y los insectos.

    Este material sólo acaba pudriéndose si está constantemente húmedo, por eso, cuando tenemos elementos de madera expuestos al exterior, éstos necesitan una protección eficaz contra la humedad.


    Cuando llegan las lluvias otoñales nos encontramos con el momento propicio para protegerla.

    La diferencia entre durabilidad de unas maderas u otras, se debe al mayor o menor contenido de resinas, taninos, o aceites que impregnan sus tejidos internos. Por eso, nos decantaremos por maderas tropicales para el mobiliario y carpintería exterior.


    Los productos que nos ofrece el mercado para la protección de la madera son aquellos que aplicados en dosis y forma adecuados (ficha técnica), cuidan la carpintería de madera contra uno o varios agentes destructores, con unas propiedades ideales y adecuadas como:

    - Ser aplicado sobre cualquier tipo de madera

    - Efectivo contra hongos e insectos (xilófagos)

    - No perjudicial al medio ambiente

    - Compatible con la aplicación posterior de barnices o pinturas

    - No afectar a las propiedades propias de la madera

    - Sin olores residuales

    - Tener una acción protectora a largo plazo

    - Por su eficacia: Fungicida (hongos), insecticida (insectos), hidrófugo (humedad) y pigmentados (protegen de la acción del sol).


    Estos productos se aplican a pincel o brocha habitualmente, aunque también se puede optar por la pulverización, inmersión, inyección y autoclave. El pincelado es el sistema más sencillo de impregnación. Para optar por un acabado idóneo, es importante sanear y preparar la madera, se devastará la superficie con papel de lija (grano grueso) y con lija fina posteriormente se eliminarán las imperfecciones hasta conseguir un tacto suave y liso.


    El lijado se realizará siempre en el sentido de la veta de la madera. Eliminando el polvo con un cepillo o un trapo ligeramente humedecido. También es conveniente lijar suavemente entre manos de aplicación, para mejorar el acabado final y la adherencia entre capas.

    Siempre es necesario eliminar las capas de barniz o pintura antiguas. La madera necesita respirar y protegerse, por lo que debemos eliminar las barreras que forman los barnices y pinturas ya aplicados con anterioridad.




    El protector para madera exterior está compuesto esencialmente de aceites que se impregnan en la fibra de la madera, nutriéndola y dejando una traspiración natural. No debemos nunca un protector sobre superficies barnizadas o pintadas, sería ineficaz y se evaporaría lentamente.


    Y por último sólo quedaría sanear, retocar los defectos (fisuras/grietas) de la madera con pastas de madera (apropiadas de mercado) que incluso igualarían la tonalidad de la madera o bien, con mezclas de "resina y serrín" (artesanal). Por último, lijar y limpiar y aplicar el producto protector (aceites: teca, poros abiertos,...) elegido de acabado


  • Consejos de pintura

    Consejos de pintura

    21 de Abril de 2017 a las 08:08

    En los vídeos adjuntos te ofrecemos unos consejos de pintura.

  • Cerrajería

    Cerrajería

    21 de Abril de 2017 a las 08:10

    En Dicerfer lo último en cerraduras, cilindros, alta seguridad, control de accesos...