Publicado: 26 de Agosto de 2016 a las 11:05

1) AMPOLLAS

La capa de pintura se levanta en ciertos puntos del soporte pintado con/sin fisurarse o descolgarse. No es un defecto de la pintura, sino una mala preparación de la base, producido por un defecto de adherencia que puede ser por:

 Recién pintado

* Para la aplicación sobre acero, acero galvanizado,… superficies con poca o ninguna porosidad y al exterior se recomienda la aplicación de dos capas de imprimación multi-adherente (leer ficha técnica producto o envase). Y también en el pintado de tuberías contenedoras de líquidos, éstas han de estar vacías en el momento del pintado y posterior secado, pues se puede originar por efecto térmico, un empuje de la capa de pintura por evaporación de humedades –diferencias térmicas- que ocasionan el desconche de la película protectora de pintura.

* En pinturas impermeables, en soportes porosos y éste se encuentre húmedo y además expuesto al sol, calor... la humedad atrapada por efecto térmico se transforma en vapor de agua que empuja la película de pintura, formando las "ampollas"; esto no ocurre con pinturas permeables. (Humedad interior del soporte, humedad del empaste sobre el que se aplica la pintura,...)

También se producen "ampollas" cuando se recubre una superficie metálica oxidada, sin preparación previa. La superficie no se rayó y desengrasó convenientemente ya que se aprecia óxido de zinc, que debería haberse eliminado. Los puntos de óxido actúan como catalizador de corrosión, aumentando la oxidación y produciendo el empuje de la película de pintura, disgregación de la película protectora y dando un aspecto muy desagradable estéticamente.

Debemos actuar de forma similar corte, emplastecido, lijado y saneamiento del desperfecto sobre el soporte afectado (repintado).