Publicado: 26 de Agosto de 2016 a las 11:27


La Impermeabilización es uno de los procesos más esenciales por el cual debe pasar una azotea, teniendo en cuenta que su función principal es la de proteger a la construcción, casa o edificación de daños como la lluvia; y la impermeabilización es el proceso por el cual pasa un cuerpo para que sea impenetrable por el agua o cualquier otro tipo de líquido.

De esta manera la azotea no sólo evita que el agua ingrese, sino que también la misma queda protegida para que el material del cual este hecho no se vea afectado por problemas como la humedad, las goteras, también puede evitarse la corrosión si se trata de techos de chapa o de cualquier tipo de material metálico que sea afectado por esta patología.

Para realizar la impermeabilización de azoteas se puede encontrar una gran variedad de opciones ya que existe muchos materiales que se pueden aplicar a la azotea para que adopte la propiedad de ser impermeable.

A la hora de escoger el material que se utilizará se deberán tener en cuenta ciertos aspectos, así como que tan expuesta va a estar la misma al contacto con el agua, para saber si necesita una protección ligera, o una protección más importante. Entre los materiales más utilizados se puede encontrar el impermeabilizante acrílico, la pintura asfáltica, las membranas, ya sean de pvc, asfálticas o de poliuretano, entre otros materiales.

Para empezar podemos hablar como más común los impermeabilizantes acrílicos, pues son materiales que tienen la forma de una pintura acrílica regular, y se aplican de la misma manera, además son utilizados para la impermeabilización de paredes, fachadas, reparaciones o recubrir azoteas de una capa de protección.

Al tener una vida útil limitada, no son los idóneos para impermeabilizaciones permanentes como tejados,.... De todas formas, podemos decir que la impermeabilización de azoteas es totalmente esencial y sea cual sea el material utilizado -acrílico, membrana, asfáltica,....- a recomendación y rigor del profesional, siempre se puede agregar una capa de impermeabilizante acrílico, para asegurar una protección ideal para cualquier construcción, y sobre todo tan fundamental como es la azotea.

DE QUÉ DEPENDE LA DURACIÓN DE LA IMPERMEABILIZACIÓN:


Hablaremos aquí de cubiertas planas (azoteas) y cubiertas inclinadas a la intemperie, no de las acabadas con teja, pizarra, etc.


La impermeabilización de cubiertas, terrazas, patios,…. Mediante sistemas elásticos terminados en una pieza, sin juntas y adheridos al soporte, a base de cauchos o poliuretanos; además de los asfálticos tradicionales.


La duración de la impermeabilización y la eficacia de la misma, dependerá de varios factores:

  • La cantidad y tipo de sistema de impermeabilización aplicado
  • La correcta aplicación del sistema de impermeabilización
  • El uso correcto de la zona impermeabilizada, en función de sus características.
  • El mantenimiento de la zona impermeabilizada.

Factores, determinantes en la duración de la impermeabilización, sin que hayan humedades bajo la cubierta.


Existen diversos e innovadores sistemas de impermeabilización de cubiertas 

  • Sistema de Láminas: aquellos en láminas o rollos, por ejemplo los asfálticos (tela asfáltica), PVC, EPDM, … etc.
  • Sistemas líquidos: Aquellos sistemas en forma líquida, de más fácil aplicación. El Cloro caucho, poliuretanos, bituminosos, polímeros,…. Etc.

Dependiendo del sistema elegido, los fabricantes garantizan la calidad de sus productos desde 2 años en adelante.


La correcta aplicación del sistema, es uno de los factores más importantes, que determinará la duración de la impermeabilización. Si eliges el mejor sistema o más caro y falla la aplicación, no servirá de nada y aparecerán los problemas en un breve periodo de tiempo.


El uso correcto de la zona impermeabilizada, es otro factor importante, ya que no podemos elegir que no sea transitable (por más barato) y luego usarlo como si lo fuera. La impermeabilización se rompe, por falte de resistencia al uso, y comenzarán los problemas de humedades al filtrarse el agua por las fisuras y disgregaciones de la cubierta.


El mantenimiento de la cubierta, es algo a tener en cuenta al elegir un sistema u otro. Ya que algunos sistemas no necesitan casi mantenimiento (Poliuretano, caucho, etc.) y otros que necesitan mucho mantenimiento (acabados con grava)


Por lo tanto, antes de cambiar la impermeabilización de la cubierta, es necesario decidir qué tipo de sistema queremos colocar (en función del uso), elegir una empresa aplicadora con experiencia… nunca la más barata sino la que ofrezca mayor garantía.


Que no ofrezcan sistemas baratos (menor calidad), con implantación rápida, sin respetar secados, sin reparar bien el soporte, sin rematar los encuentros, etc., pues aparecerán problemas de humedad antes de finalizar el periodo de garantía del producto.

USO: LA APLICACIÓN BÁSICA

  1. Sanear la superficie eliminando todo tipo de suciedad, mohos, etc.. y lavar con agua limpia no contaminada. 
  2. Eliminar las viejas pinturas en mal estado o mal adheridas, las superficies brillantes deben matizarse, para asegurar una buena adherencia. 
  3. En los soportes pintados debe comprobarse la solidez y anclaje de la pintura, diagnosticar su naturaleza para evitar incompatibilidades y eliminar el polvo, suciedad antes del repintado. En superficies pulidas, lijar para abrir poro. 
  4. Renovar, sustituir o sanear las piezas estructurales mal ancladas o desprendidas (losetas). 
  5. Cubrir con masilla de poliuretano las posibles fisuras visibles en el soporte. 
  6. Finalmente aplicar un impermeabilizante antigoteras, contínuo, flexible que cumpla normas de estanqueidad con buena adherencia. 
  7. Aplicar preferentemente 2 capas, primera diluida según prescripción y segunda más espesa, aplicar siempre en forma de cruz (+) . 

Importante respetar siempre prescripciones, tiempos de secado, etc.. según ficha técnica del producto a utilizar.



Se podría reforzar el tratamiento aplicando entre capas de pintura una malla de fibra de vidrio (opcional según criterios de aplicador)


PASO A PASO: 

Materiales a utilizar: 

1) Impermeabilizante de cubiertas (el rendimiento de estas pinturas suele rondar de  1 a 1,5 m2 por litro, por lo que necesitaremos el doble de pintura que m2 tiene la cubierta aproximadamente)

2) Rollo fibra de vidrio (tantos m2 de fibra como tamaño tenga  la cubierta, si se desea o requiere un refuerzo)

3) Rodillo nylon acolchado fachadas + alargador de aluminio (para mayor comodidad)

4) Cinta de carrocero (25 cm) para delimitar las zonas a pintar

5) Una brocha plana para recortes


Pasos a seguir:

Lo primero limpiar la cubierta de polvo y mohos, para ello habría que rascar si fuese necesario y barrer la cubierta y enjuagarla con abundante agua y ayuda de una fregona, y por último y más importante dejar secar.

Cubrir con cinta de carrocero todas las zonas a delimitar, … puertas, ventanas, paredes… etc.

Aplicar el producto con ayuda de un rodillo de fachadas utilizando un mango extensible para mayor comodidad y una brocha para los rincones. En la primera mano rebajaremos la pintura añadiéndole un 30% o 40% de diluyente (que se requiera, normalmente base agua) con el fin de que la pintura penetre bien en todos los poros de soporte –cubierta-.

A continuación, como refuerzo del sistema, distribuiremos por toda la superficie en la que hemos aplicado la 1ª mano de pintura una malla especial –fibra de vidrio-. Se podría hacer sin malla ya que la pintura es muy elástica y no se suele cuartear con el tiempo, pero para más seguridad y durabilidad es aconsejable ponerla. Después de extendida la malla, aplicar una segunda o tercera mano directamente como viene o poco diluida –sin rebajar-. En los rodapié no es necesaria la colocación de malla.


Una vez aplicada la mano de pintura sobre la malla en toda la cubierta, debemos aplicar 1 mano más directamente sin diluir.

Si observamos zonas donde la malla no está perfectamente cubierta, aplicaremos una tercera mano en dichas zonas. Si la cubierta no tiene rodapié deberemos cubrir al menos 10 cm a 30 cm de pared con la pintura para evitar filtraciones.

Cuando la pintura esté totalmente seca, se quitará la cinta de carrocero y ya tendremos terminada la terraza. –para su total transitabilidad deberíamos esperar algunos días-


RECOMENDACIONES FINALES:

NOTA: consultar siempre las "Fichas Técnicas" de los productos aplicados, dándole una importancia alta a las prescripciones detalladas en cada uno de ellos, aplicación, usos, preparaciones, etc.